miércoles, 14 de noviembre de 2012

La vida de ABEL PINTOS♥

Abel Pintos nació en la provincia de Santa Fe, en la localidad de Pujato pero se crió en el seno de una familia humilde, tenía apenas 13 años cuando se convirtió en una de las voces más prometedoras del folclore argentino, hasta que por un problema ganglionar perdio la voz. El 13 de noviembre de 1996 la encontro debajo de su cama. Comenzó con la música a los 7 años cuando debió cantar en un homenaje a José de San Martín que se realizó en un acto escolar de su colegio. Entre el público se encontraba el delegado de la municipalidad, que luego de maravillarse con su voz, lo invitó para cantar en la conmemoración del aniversario de la fundación de Ingeniero White. En esa fiesta comunal realizó tres temas: uno de Víctor Heredia, otro de León Gieco, y el tercero de Horacio Guaraní. Luego de esta actuación comenzaron las invitaciones, y así, sin quererlo, empezó su carrera artística. Sus avances profesionales se dieron a través de una larga cadena de coincidencias: Raúl Lavié, viajó a Bahía Blanca a un programa llamado "Tango en la Bahía", y ahí lo escuchó cantar. Ese día, Abel tenía un casete con algunos temas grabados e inmediatamente se lo dio al cantante de tangos quien por su parte se lo pasó a Pity Iñurrigarro, su actual representante que se lo acercó a León Gieco. Lo demás, es historia sabida, grabó el disco debut y la gente lo aplaudió. Firmó contrato con Sony Music y en 1997 editó su primer trabajo, producido por Gieco quien además de productor, Gieco es una especie de modelo artístico para este talento adolescente quien ve en León una feliz combinación entre el rock nacional y el folklore. Para cantar he nacido se llamó la placa que fue grabada durante el mes de marzo en los estudios ION. Consta de 18 canciones de autores reconocidos como Horacio Banegas, Carlos Carabajal, Peteco Carabajal, Raúl Carnota, Atahualpa Yupanqui, César Isella, Bebe Ponti, entre otros. Su primer corte de difusión llevó el nombre de su álbum: Para cantar he nacido, con el que consiguió galardones de los festivales folclóricos más importantes del país.
Durante el transcurso de la 38.º edición del Festival de Cosquín, Abel tuvo la posibilidad de presentarse tres veces en el escenario mayor. La primera fue el día 25 de enero donde interpretó tres temas de su primer trabajo discográfico. El primero fue "Cuando Llegue El Alba" que hizo a dúo con León Gieco, el segundo fue "El 180", para luego culminar con el que fue su corte de difusión. La respuesta de la gente fue excelente, a tal punto que fue invitado por los organizadores del festival, a participar nuevamente los días 31 de enero y 1 de febrero, día en que recibió la "Mención especial" otorgada por la comisión de folklore y el Cosquín de Oro 1998, entregado por S.A.D.I.C. a los artistas noveles.
El primero de marzo de 1998, estuvo en el cierre del Buenos Aires Vivo II, espectáculo organizado por la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, compartiendo nuevamente el escenario con León Gieco, interpretando junto a él "Cuando Llegue El Alba" y "Para Cantar He Nacido", deslumbrando una vez más a los espectadores. Después de haber obtenido el disco de oro con su primer álbum, volvió a editar otro trabajo: "Todos los días un poco" donde mezcló temas clásicos del cancionero popular con composiciones propias que permitieron apreciar la espectacular voz de este joven artista. Los temas más destacados son: "Cuando nadie"(Horacio Guaraní), "La Tucumanita" (Atahualpa Yupanqui), "La Sacha Pera" (Cuti Carabajal), "Tonada de un viejo amor" (Eduardo Falú), "Todos los días un poco" (León Gieco) y el toque humorístico de una chacarera de Horacio Fontova, "Que viva la chacarera". El primer corte de difusión, "Ojos de cielo", pertenece a Víctor Heredia, y se grabó en una versión gregoriana con la participación especial del Coro Kennedy. Los músicos que lo acompañaron en sus presentaciones y en la grabación de los discos son: su hermano Ariel Pintos (primera guitarra y arreglos), su padre Raúl Pintos (percusión), Diego Simonovich (segunda guitarra y arreglos), Edgardo Peralta (guitarra rítmica y charango) y Waldo Graff en teclados. La fuerza que puso al interpretar las canciones mostró todo el talento que con sus 15 años promete un futuro brillante.
Durante el verano 2000 se presentó en los festivales populares más importantes del interior del país, incluyendo Cosquín 2000 y el festival de Jesús María, también en la provincia de Córdoba. En el 2001 llegó "Cosas del corazón", que contó con la participación de músicos de la talla de Domingo Cura y el bandoneonista Carlos Buono. La producción musical estuvo a cargo de Martín Carrizo y fue grabado en Palermo Viejo. Abel Pintos se perfila como uno de los grandes del folklore argentino.
A finales del 2003 Abel Pintos, luego de un período de silencio discográfico, volvió a las salas de grabación para mostrar su crecimiento como artista. A partir de abril de 2005 se incorpora a la banda el pianista santafecino Alfredo "Fredy" Hernandez luego empezó haciendo nuevos discos con sus propias canciones.
En el año 2012 lanza su primer álbum en CD/DVD Sueño dorado, donde recopila todos los grandes éxitos en sus 15 años de carrera artística como intérprete y compositor. Sueño dorado ya es Disco de oro y Disco de platino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada